Lara Méndez supervisa el inicio de las obras de mejora y humanización del Camino Primitivo y la Vía Romana XIX en el barrio del Carme

Los trabajos incluyen la recuperación de caminos, muros y elementos singulares y la instalación de barandas, mobiliario urbano e iluminación respetuosa con el entorno.

Lara Méndez: «Hoy es un día de gran satisfacción, pues iniciamos la transformación del Carme, una zona protegida de alto valor histórico, patrimonial y natural».

El proyecto, enmarcado en la estrategia DUSI Muramiñae, cofinanciada por el FEDER, cuenta con un presupuesto de 204.248 euros y un plazo de ejecución de dos meses.

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, supervisó este lunes el inicio de las obras de mejora y humanización del Camino Primitivo y la Vía Romana XIX en el barrio del Carme. Las actuaciones previstas comprenden la recuperación de caminos, muros y elementos singulares así como la instalación de barandas, de mobiliario urbano y de un sistema de iluminación mediante balizas, respetuoso con el entorno.

Lara Méndez destacó que «hoy es un día de gran satisfacción para todos los y las lucenses, pues esta actuación supone el inicio de la transformación del Carme, una zona de alto valor histórico, patrimonial y cultural, en la que confluyen varias árelas protegidas como son la Muralla y el Puente Romano».

La regidora recordó que «a través del DUSI ya llevamos a cabo la mejora de la calidad ambiental de este barrio, con la eliminación de la contaminación acuática, la degradación paisajística y los malos olores. Ahora damos un paso más, con una actuación que supondrá un antes y un después para una de las zonas protegidas y de mayor riqueza natural de nuestra ciudad».

Las obras que hoy comienzan aumentarán la seguridad de los peregrinos y usuarios de las vías oficiales del Camino Primitivo y la Vía XIX, es decir, las sendas de Regueiro de las Huertas, Rúa del Carme y Rúa Vicedo, adecuando la zona para su tránsito peatonal y fomentando su uso mediante la humanización del entorno. En este sentido, la alcaldesa subrayó que ?serán actuaciones fundamentales para impulsar ambas rutas y el conjunto del patrimonio lucense».

Actuación respetuosa con el entorno

La intervención será mínimamente invasiva y especialmente sensible a los condicionantes arquitectónicos del entorno, situada en el ámbito del Plan General de Ordenación Urbana Municipal PERI-6 (Plan Especial de Reforma Interior), por lo que su desarrollo se hará conforme a las disposiciones que marca la Dirección General del Patrimonio Cultural.

De este modo, incluirá, además de la recuperación de los caminos, una serie de mejoras en la seguridad de algunos puntos concretos del trazado mediante la dotación de alumbrado público, la señalización del recorrido o la recuperación de los pavimentos y de otros elementos singulares.

Así, la adecuación dará un salto por mantener la integridad de los caminos con las características propias de cada tramo en cuanto a elementos tradicionales, tanto construidos como naturales, pero se regenerará y se nivelará el firme para lograr una mayor seguridad.

Asimismo, se instalarán barandas de madera, a modo de protección, en diferentes localizaciones, se reubicarán los bloques pétreos que fueron movidos en la intersección del Camino Primitivo con Ronda del Carme y se revestirán las escaleras que comunican esta última con la Vía XIX con un material antideslizante.

Igualmente se instalará iluminación, poco invasiva, en aquellas sendas que carezcan de ella para posibilitar el tránsito seguro en momentos de ausencia de luz natural, adaptándose el sistema a las necesidades estéticas del entorno y siempre acatando la normativa vigente y otras limitaciones derivadas de la posible aparición de restos arqueológicos.

Mejora de la señalización e información inclusiva

Debido la que en muchas zonas del trazado existen defectos de señalización o la actual se encuentra desfasada en cuanto a formato e indicaciones, se procederá también a colocar, entre otros elementos, tres paneles informativos, una mesa interpretativa de granito y cuatro hitos pétreos sobre la Vía XIX, en consonancia con otros ya existentes en la ciudad. Estos dispondrán además, de una placa en braille, en pro de una mayor inclusión.

Estos trabajos, que cuentan con un presupuesto de 204.248 euros y un plazo de ejecución de dos meses, se enmarcan en la estrategia DUSI Muramiñae, cofinanciada por el Ayuntamiento al 20% y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea al 80%.

Publicado en Revitalización de la Zona del Cármen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *